Proyectado de celulosa

Proyectado de celulosa.

El método de aplicación ideal para proyectos de rehabilitación energética

El proyectado de celulosa es un método ideal para rehabilitaciones, reformas integrales y en nuevas construcciones.

Mezclándola con agua durante el proceso de aplicación, la celulosa no pierde ninguna de sus propiedades aislantes, formando una capa homogénea y libre de juntas ya sea sobre paredes, techos o cubiertas.

¿Cambian las propiedades de la celulosa dependiendo del método de aplicación?

La respuesta es no. La celulosa es un aislante natural y ecológico, que se comporta con total naturalidad, como la madera de la que originariamente procede, y que apenas requiere de energía para su fabricación.

Se trata de material procedente del papel de periódico reciclado y tratado con sales bóricas que le confieren además propiedades antifúngicas.

El método, pues, no influye en los beneficios que genera tanto desde el punto de vista del confort como desde el punto de vista económico.

Ejemplos de proyectado de celulosa Aistercel:

Proyectado de celulosa en obra nueva, la alternativa sostenible

Proyectado de celulosa bajo cubierta en Gelida

Proyectado de celulosa en obra nueva o proyectos de rehabilitación

Aislamiento térmico en obras de rehabilitación

¿Proyectado?

Método de aplicación recomendado para rehabilitaciones integrales o cuando no se dispone de cámara de aire.

Triple Protección

La celulosa que insufla Aistercel protege contra el frío, el calor y el ruído.

Ahorro seguro

Aislar las paredes, el techo o la cubierta de tu casa es ahorrar más de un 40% en las facturas de calefacción y aire acondicionado para siempre.

Para siempre

La celulosa no se apelmaza, no mengua y no se asienta con el paso del tiempo. Es un aislante térmico y acústico para toda la vida.

Reacción al fuego

La celulosa no se inflama, no propaga llamas y no se derrite.