Como aislar un tejado ya construido

Guía completa para aislar un tejado ya construido

El aislamiento del tejado de una vivienda es fundamental para el confort y la eficiencia energética. Con el paso del tiempo, los tejados pueden deteriorarse, lo que afecta el aislamiento y el bienestar de los residentes. Aislar un tejado ya construido puede realizarse desde el exterior o interior, cada opción con sus ventajas y consideraciones específicas. Es importante también tener en cuenta tareas de impermeabilización y mantenimiento para asegurar la eficacia del aislamiento.

Importancia del aislamiento térmico en el tejado

El aislamiento térmico en el tejado es fundamental para garantizar el confort y la eficiencia energética de una vivienda. Un adecuado aislamiento térmico puede ayudar a mantener una temperatura constante en el interior, reduciendo la necesidad de calefacción en invierno y de aire acondicionado en verano.

Consecuencias del deterioro del aislamiento

  • Pérdida de calor en invierno y de frescor en verano.
  • Aumento en el consumo de energía para mantener la temperatura deseada.
  • Pérdida de confort térmico para los habitantes de la vivienda.

¿Quieres presupuesto gratis sin compromiso?
No presupuestamos sin visita previa. Por eso es importante que nos dejes tu teléfono, porque será más fácil obtener la información necesaria para dar una estimación antes de concertar la visita, que es gratuita.

    El aislamiento del tejado de una vivienda es fundamental para el confort y la eficiencia energética. Con el paso del tiempo, los tejados pueden deteriorarse, lo que afecta el aislamiento y el bienestar de los residentes. Aislar un tejado ya construido puede realizarse desde el exterior o interior, cada opción con sus ventajas y consideraciones específicas. Es importante también tener en cuenta tareas de impermeabilización y mantenimiento para asegurar la eficacia del aislamiento.

    Importancia del aislamiento térmico en el tejado

    El aislamiento térmico en el tejado es fundamental para garantizar el confort y la eficiencia energética de una vivienda. Un adecuado aislamiento térmico puede ayudar a mantener una temperatura constante en el interior, reduciendo la necesidad de calefacción en invierno y de aire acondicionado en verano.

    Consecuencias del deterioro del aislamiento

    • Pérdida de calor en invierno y de frescor en verano.
    • Aumento en el consumo de energía para mantener la temperatura deseada.
    • Pérdida de confort térmico para los habitantes de la vivienda.

    Factores a considerar en el aislamiento

    Al momento de aislar un tejado ya construido, es importante considerar diversos factores que influyen en la eficacia del aislamiento. Entre ellos se encuentran el tipo de material a utilizar, la ubicación geográfica de la vivienda, y las condiciones climáticas del entorno.

    Aislamiento del tejado por el exterior

    El aislamiento del tejado por el exterior es una opción efectiva para mejorar la eficiencia energética de la vivienda y garantizar el confort interior. A continuación, se presentan los materiales más comunes utilizados en este tipo de aislamiento, así como las ventajas y consideraciones a tener en cuenta:

    Materiales para el aislamiento del tejado por el exterior

    • Poliestireno expandido (EPS): Este material es ligero, resistente a la humedad y fácil de instalar. Ofrece un buen nivel de aislamiento térmico y es económico.
    • Espuma de poliuretano en spray: Se aplica directamente sobre la superficie del tejado, creando una capa uniforme y sin juntas. Proporciona un alto nivel de aislamiento y es ideal para espacios irregulares.
    • Corcho proyectado: Este material natural es sostenible y cuenta con propiedades aislantes. Se adhiere fácilmente al tejado y es resistente a la humedad y los hongos.

    Ventajas y consideraciones del aislamiento exterior

    El aislamiento del tejado por el exterior presenta diversas ventajas, como la capacidad de reparar problemas del tejado existentes, eliminar puentes térmicos y mejorar la eficiencia energética de la vivienda. Sin embargo, es importante considerar el presupuesto disponible, las características del edificio y las condiciones climáticas locales al seleccionar el material de aislamiento más adecuado.

    Aislamiento del tejado por el interior

    El aislamiento del tejado por el interior es una alternativa efectiva para mejorar la eficiencia energética de la vivienda y el confort de sus habitantes. Se pueden considerar diversas opciones y cada una tiene sus propias ventajas y consideraciones específicas.

    Opciones para el aislamiento del tejado desde el interior

    • Lana mineral de vidrio o roca.
    • Poliestireno extruido.
    • Sistema de bajocubierta con tabiques encasillados.

    Ventajas y consideraciones del aislamiento interior

    El uso de lana mineral de vidrio o roca proporciona un buen nivel de aislamiento térmico y acústico, siendo una opción favorable para mejorar el confort en el interior de la vivienda. Por otro lado, el poliestireno extruido ofrece una buena resistencia al paso del tiempo y una fácil instalación. Asimismo, la implementación de un sistema de bajocubierta con tabiques encasillados contribuye a reducir los puentes térmicos y mejorar la eficiencia energética del hogar.

    Tareas de impermeabilización y mantenimiento del tejado

    Consideraciones clave para la impermeabilización

    La impermeabilización del tejado es fundamental para prevenir filtraciones de agua y humedad en el interior de la vivienda. Algunas consideraciones clave a tener en cuenta son:

    • Inspección regular del estado de las cubiertas y sellado de posibles grietas o fisuras.
    • Aplicación de productos impermeabilizantes específicos según el tipo de tejado y material de construcción.
    • Instalación adecuada de canalones y bajantes para desviar eficientemente el agua de lluvia.

    Mantenimiento para garantizar la eficacia del aislamiento

    El mantenimiento periódico del tejado es esencial para asegurar la durabilidad y eficacia del aislamiento térmico. Algunas tareas importantes que contribuyen a mantener el tejado en óptimas condiciones son:

    • Limpieza regular de hojas, ramas y otros residuos que puedan obstruir los canalones y desagües.
    • Revisión de las tejas o materiales de cubierta para detectar posibles daños y realizar las reparaciones necesarias.
    • Control de posibles apariciones de moho o algas que puedan comprometer la integridad del tejado.

    ¿Comporta mucha obra?

    No. Y Aistercel incluye los pequeños trabajos de albañilería necesarios para dejar la cubierta en el mismo estado en el que la encontramos en el caso de tener que acceder desde el exterior.

    Ahorro seguro

    Aislar las paredes, el techo o la cubierta de tu casa es ahorrar más de un 40% en las facturas de calefacción y aire acondicionado para siempre.

    Triple Protección

    La celulosa que insufla Aistercel protege contra el frío, el calor y el ruído.

    Para siempre

    La celulosa no se apelmaza, no mengua y no se asienta con el paso del tiempo. Es un aislante térmico y acústico para toda la vida.

    Reacción al fuego

    La celulosa no se inflama, no propaga llamas y no se derrite.